Acometida de saneamiento en Madrid: preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes acometida saneamiento Madrid

A continuación, damos respuesta a las preguntas más frecuentes relacionadas con las acometidas de saneamiento:

Es imposible dar una cifra aproximada sin conocer las características exactas de la red de alcantarillado municipal a la que será necesario conectar la acometida domiciliaria: distancia desde la arqueta o pozo de arranque de nuestra vivienda hasta el pozo más cercano (y apto para la conexión), profundidad de la red de alcantarillado, estado del terreno (pavimentado o en zona terriza), tipo de suelo (blando, medio, duro), si existe acera y se ve afectada por la ejecución de la obra, afecciones a otros servicios como telefonía o gas (entre otros)…

Según los aspectos anteriores es fácil comprender que en cada obra el volumen de excavación variará, así como los metros de tubo a instalar, la necesidad de reposición de pavimento o aceras o las medidas correctoras que se aplicarán en caso de cruces con otros servicios. Todas esas características serán esenciales para dar un presupuesto particular, ajustado y acorde a las singularidades de cada obra.

En la gran mayoría de los casos, la respuesta es NO. Aunque en casos excepcionales puede ser posible contando con informe favorable de los servicios técnicos de Canal de Isabel II.

Según la normativa vigente en la Comunidad de Madrid, cada finca deberá tener su red de desagüe con acometida independiente a la red municipal, no consintiéndose el establecimiento de servidumbres de una finca a otra, aunque las contiguas fueran del mismo dueño.

Aunque sí se podrá autorizar una acometida de saneamiento en Madrid para varios edificios si se constituye un conjunto urbanístico y se cumplan una serie de condiciones requeridas.

Según indican las Normas para Redes de Saneamiento de Canal de Isabel ll: “La arqueta de arranque deberá ser registrable, dispondrá de un dispositivo de cierre que facilite su registro, y se ubicará en el interior de la propiedad en un lugar de fácil acceso, debiendo tener carácter comunitario en la finca. En los casos excepcionales en el que el pozo esté enclavado en el interior de la finca en un lugar de uso privativo sin carácter comunitario, se tendrá que cumplir lo dispuesto en el Título VII del Libro Segundo del Código Civil relativo a las servidumbres.”

Solo en algunos casos excepcionales, cuando por motivos de espacio, uso o afección a elementos resistentes del inmueble sea imposible su ubicación en el interior de la finca, será necesaria la correspondiente autorización para su instalación en la vía pública.  

Sí, es posible que tú mismo realices los trámites con CYII. Para ello tendrás que reunir la documentación necesaria y rellenar la solicitud de tramitación 94536 correspondiente, que podrás encontrar en la página web de Canal de Isabel ll.

No obstante, dentro de la documentación tendrás que contar con un Proyecto Técnico, y según lo indicado en el artículo 10 de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre de la Ordenación de la Edificación, todos los documentos del proyecto tendrán que ir firmados por un técnico competente.

No, el propietario o conjunto de propietarios serán los encargados de solicitar la autorización de esa acometida, cumpliendo con la normativa vigente aplicable, así como de la ejecución de la misma (con la autorización previa de Canal de Isabel II, bajo su supervisión en la fase constructiva, y contando con la licencia para la ejecución de la obra en la vía pública por parte del ayuntamiento correspondiente).

Como indican las Normas para Redes de Saneamiento de Canal de Isabel ll: “Las acometidas tendrán carácter particular, y su titular será el propietario del inmueble o finca, el cual deberá asegurar su correcto mantenimiento, al objeto de garantizar una adecuada explotación de la red.”

La prueba de estanqueidad es un ensayo que se realiza en tuberías instaladas. Se puede realizar en redes de abastecimiento o en redes de saneamiento, y sirve tanto para detectar fugas, como para cerciorarnos de que una red se encuentra en perfectas condiciones para ponerse en uso, manteniendo las capacidades hidráulicas para las que fue proyectada.

Los métodos para realizar estas pruebas varían en función de que la red funcione por gravedad (régimen de lámina libre) o se encuentre bajo presión hidráulica interior:

🔹Redes por gravedad: en este tipo de redes la prueba de estanqueidad se realizará según lo indicado en la Norma UNE-EN 1610, en la que se especifica que la prueba se podrá efectuar tanto con aire como con agua.

    • Prueba con aire o método L: existen diferentes metodologías, pero todas se basan en la introducción de aire en el interior de las tuberías, modificando los parámetros de presión y tiempo. Estos valores, o parámetros, servirán para conocer los resultados de estanqueidad obtenidos.
    • Prueba con agua o método W: consistirá en someter al tramo en prueba a una presión que no deberá ser superior ni inferior, a unos parámetros establecidos por normativa. Transcurrido un tiempo determinado posterior al llenado de las tuberías, se inspeccionarán los tubos, las juntas y, en su caso, los pozos, comprobándose que no hay pérdidas de agua significativas ni movimientos aparentes en la tubería.

🔹Redes bajo presión hidráulica interior: la prueba de la tubería instalada en este tipo de redes se realizará acorde a lo indicado en la Norma UNE-EN 805.

Para todas las conducciones, la presión de prueba (STP) se calculará a partir de la presión máxima de diseño (MDP) de la tubería instalada.

El procedimiento de prueba, indicado en la Norma UNE-EN 805:2000, puede realizarse en tres fases:

  • Prueba preliminar.
  • Prueba de purga.
  • Prueba principal o de puesta en carga.

Este certificado será requerido en los edificios y viviendas de nueva planta para la obtención de la licencia de primera ocupación, o para la cédula de habitabilidad en el caso de edificios reconstruidos o reparados que ya hayan sido habitados con anterioridad.

Este certificado es un documento expedido por la autoridad competente en el que expresa que el inmueble cumple con las condiciones solicitadas por normativa para ser ocupado por personas. En el caso de las acometidas de saneamiento en la Comunidad de Madrid, este certificado es emitido por Canal de Isabel II, y se expedirá una vez comprobado que el proyecto técnico presentado cumple con la norma vigente, y que las obras ejecutadas de conexión de la acometida, o reparación de la misma, con el alcantarillado municipal se corresponden con lo aprobado en la licencia, como acreditación de que el servicio de saneamiento se encuentra en adecuado estado de uso

Presupuesto gratuito y sin compromiso

Nuevas acometidas, reparaciones y legalizaciones. Proyecto técnico y obra.

Puedes contactar con nosotros a través de cualquiera de estos canales:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 4.9)

× ¡Escríbenos!